FAQs – Respuestas a las preguntas más frecuentes

Sobre inmentor

¿En qué puede ayudarme inmentor?

¿Has montado una empresa y quieres saber cómo proteger tu logo? ¿Has inventado el coche del futuro y necesitas que alguien te ayude a protegerlo? ¿Te han copiado el diseño de tu silla y deseas que alguien te ayude a defenderte? ¿Estás negociando un contrato con una editorial y tienes alguna duda? Si te encuentras en una de estas situaciones o en cualquier otra similar, no dudes en contactarnos. Nosotros podemos ayudarte.

¿Qué es inmentor?

inmentor es tu especialista (online) en derecho de la propiedad industrial, intelectual, protección de datos (LOPD), comercio electrónico e internet.

Quisiera registrar una marca, un diseño u cualquier otro derecho de propiedad industrial e intelectual. ¿Puede ayudarme inmentor?

¡Claro que sí! Ponte en contacto con nosotros a través del formulario que encontrarás en la sección contacto y explícanos lo que necesitas.

¿Cuánto tiempo tardan en llegar las respuestas?

Esto dependerá, entre otros, de la complejidad del asunto que nos planteas. En todo caso, nos comprometemos a contestar en el menor tiempo posible, si bien para ello a veces necesitaremos tu ayuda. Ten en cuenta que, en caso de dudas sobre el objeto del asesoramiento, cuanto antes nos ayudes a aclararlas, antes podremos ponernos a trabajar en ella.

¿Tenéis alguna sugerencia sobre cómo plantear la consulta?

Solo una: intenta exponerla con la mayor claridad posible. Y no te ahorres ningún detalle; necesitamos saber el máximo sobre el asunto que nos planteas y nadie mejor que tú para que nos lo expliques. Piensa que cuanta más información tengamos, mejor será el asesoramiento que podremos ofrecerte.

¿Cuánto cuestan vuestros servicios, voy a recibir un presupuesto?

Antes de realizar cualquier servicio, te informamos de lo que haremos y de los costes asociados. Asimismo, te proporcionamos un presupuesto claro y preciso, en la medida de lo posible. Y, en el caso en que quisieras contratar nuestros servicios, te pedimos que nos lo devuelvas rellenado y firmado.

Estamos a punto de abrir una tienda online, y a la hora de redactar el aviso legal i condiciones de privacidad y de compra tenemos dudas de cómo hacerlo. ¿Podéis redactarlos vosotros?

Si. Solemos redactar todos los textos jurídicos necesarios de cara a cumplir con la normativa relevante.

Sobre marcas

¿Es aconsejable registrar mi marca en caracteres chinos?

Sí, siempre que te interese el mercado chino. En este caso, mejor solicitar la marca en carácter chinos y latinos. De este modo se reduce el riesgo de que un tercero te impida usar tu marca traducida fonéticamente al chino que es lo que pasó a una empresa francés en el famoso caso Hermès.

¿Para qué sirve la vigilancia de marcas?

El servicio de vigilancia de marcas te permite detectar cualquier solicitud de marca que se publique y que entre en conflicto con la tuya y te ofrece la oportunidad de oponerte a su registro, evitando problemas peores en el futuro que impliquen acudir a los tribunales.

¿Existe una marca valida en todos los países del mundo?

No, las marcas confieren derechos territoriales y solo producen efectos en el marco del país que los concede. Para alcanzar una protección internacional es necesario proceder al registro de la marca en cada país en el que se sea gozar de una protección de la misma. Existen, sin embargo, acuerdos internacionales que facilitan la obtención del registro de marca en varios países. Es el caso, por ejemplo, de la Marca de la Unión Europea que cubre toda la UE.

¿Qué es la marca internacional?

A pesar del nombre, la “marca internacional”, en realidad no es una única marca que cubre varios países. En realidad, se trata de un sistema centralizado que facilita la extensión de la protección de una marca a otros Países, miembros del Acuerdo o Protocolo de Madrid. Especialmente cuando interesa solicitar el registro de la marca en muchos países, el denominado “Sistema de Madrid”, puede representar una buena solución, permitiendo reducir costes. Pero no siempre conviene seguir esta vía ya que también tiene sus riesgos, como todos los sistemas.

¿Qué es una transferencia de marca y cuando debo solicitarla?

Por “transferencia de marca” se entiende un cambio del titular de la marca, por ejemplo, como consecuencia de una cesión de la misma a un tercero. En estos casos suele ser necesario informar o inscribir el cambio de titularidad en la Oficina competente para el registro de marcas.

¿Tengo que reaccionar ante la infracción de mi marca?

Si, de cara a salvaguardar el valor jurídico de la marca, es recomendable no tolerar las infracciones ya que una actitud pasiva antes estos hechos no favorecen su posición en un hipotético litigio ante un tribunal. Él envió de un requerimiento puede ser suficiente, siempre y cuando sea realizado correctamente, entre otros, sopesando adecuadamente su contenido.

¿Puedo proteger mi marca en google adwords u otros parecidos?

Es recomendable reaccionar ante el utilizo no autorizado de tu marca en servicios de anuncios online. Sin embargo, en la práctica, esto puede resultar algo complicado ya que se necesita la colaboración de la empresa proveedora del servicio de publicidad.

En el caso de Google Adwords, en principio, los titulares de las marcas deberían poder evitarlo enviando una solicitud específica a la empresa para que no permita el uso de las mismas en los anuncios de terceros. Lamentablemente, no siempre esto funciona como debería. Se recomienda consultar un abogado especializado en derecho de marcas.

¿Tengo que registrar mi marca en EE.UU. si quisiera exportar mis productos en este país?

Si. Considerando los riesgos y los altos costes de litigios en Estados Unidos, en primer lugar, recomendamos realizar una profunda búsqueda de anterioridad, en relación con la marca que se quiera utilizar, para comprobar que no sea ya objeto de uso y prevenir serios problemas jurídicos o legales. Una vez individuada la marca que se pueda usar, es aconsejable solicitar el registro, lo antes posible, reduciendo de que un tercero se adelante.

Registrar una marca en EE.UU. otorga algunas ventajas como, por ejemplo, la presunción jurídica de la titularidad de la marca y su derecho exclusivo a utilizarla a nivel nacional, en relación con unos bienes y/o servicios concretos. Asimismo, brinda la posibilidad de incluir el registro en el Servicio Aduanero y de Protección Fronteriza de EE.UU. para prevenir la importación de mercancías infractoras.

En caso de oposición al registro de mi marca, ¿qué debo hacer?

Normalmente, los sistemas de registro de marcas, permiten a los terceros titulares de marcas anteriores de oponerse al registro de otra marca idéntica o similar, para productos y servicios idénticos o similares. Si esto ocurre, la Oficina de marca suele informar al solicitante indicando un plazo para contestar. Tras haber evaluado los argumentos, dicha Oficina decidirá si conceder o no el registro.

¿Qué diferencia hay entre Marcas, patentes y el derecho de autor?

Todos ellos son parte de la grande familia de la Propiedad industrial e intelectual y, entre otros, se acomunan por conceder unos derechos exclusivos a sus titulares. Las marcas (o los nombres comerciales) protegen los signos distintivos, otorgando al titular el derecho exclusivo de usar un símbolo determinado para distinguir unos productos o servicios en el mercado.

Las patentes protegen una invención (es decir, una solución a un problema técnico), otorgando a su titular el derecho de prohibir a un tercero la explotación del objeto de la patente. El derecho de autor, en cambio, protege las obras (literaria, artística, científicas, etc.) de un autor, otorgándole unos derechos de carácter personal y patrimonial para permitirle tanto una plena disposición como el derecho exclusivo a la explotación de la obra.

¿Qué diferencia hay entre los símbolos TM, ® y ©?

Se trata de símbolos utilizados para advertir de la existencia de unos derechos de propiedad intelectual o industrial:

  • “TM” indica una marca no registrada.
  • “®” indica que la marca en cuestión ha sido registrada.

Si, en cambio, se quiere advertir acerca de la existencia de unos derechos de autor sobre una obra, se suele utilizar el símbolo © (“copyright”), seguido por el año de publicación y el nombre del titular.

¿Es obligatorio registrar una marca?

No, pero es recomendable ya que otorga al titular de la marca una protección jurídica, incrementando seguridad en caso de conflicto con terceros sobre el utilizo del signo en el mercado.

Además, a veces, el mero utilizo de una marca en el comercio no es suficiente para otorgar algún derecho sobre la misma, siendo para ello necesario registrarla. Si no registras tu marca corres el riesgo de que un tercero pueda desarrollar alguna actividad económica bajo tu marca, pudiendo comprometer seriamente el valor distintivo de la misma.

El registro de la marca te otorga el derecho a prohibir a cualquier tercero de explotarla en el mercado sin tu autorización.

¿Son obligatoria las búsquedas de marcas?

No son obligatoria pero aconsejables: permiten reducir riesgos, evitando sorpresas no deseadas y gastos inútiles. La marca que has escogido para distinguir tus productos y servicios, podría no ser la mejor para ti ya que otra empresa ya la tiene registrada (u otra parecida) y podría prohibirte su utilizo.

¿Qué son las clases de productos y servicios?

Son parte de una clasificación administrativa de los productos y servicios usada por las Oficinas de Marcas. A la hora de solicitar la protección de una marca, es necesario indicar las clases a las que corresponde cada producto o servicio incluido en la solicitud. A nivel internacional, la clasificación más común es la de Niza que se compone de 45 clases (34 para productos y 11 para servicios).

Salvo algunas excepciones, las marcas suelen proteger un signo en relación a unos productos o servicios concretos. No pueden coexistir dos marcas idénticas por los mismos productos, pero si puede darse la existencia de marcas idénticas para productos distinto.

La definición de los productos o servicios que se incluyen en las solitudes de marcas es una operación delicada ya que a repercute directamente sobre el ámbito de protección de la marca registrada.

¿Tengo que registrar mi marca en otros países?

Esto depende de donde vayas a explotar tu marca. Si solo la utilizas en un País, no es necesario. En cambio, es necesario registrarla en otros países, si la usas o tienes intención sería de usarla a nivel internacional. Antes de proceder a la extensión de la marca, recomendamos realizar las oportunas búsquedas o averiguaciones para evitar gastos inútiles o prevenir futuros problemas indeseados, a la hora de explotar la marca en otros países. Si te interesa, podemos ayudarte con el registro de tu marca a nivel internacional.

¿Cuándo puedo utilizar mi marca?

Puedes utilizar la marca en cualquier momento, no siendo obligatorio el registro. Sin embargo, recomendamos registrarla cuanto antes dado que en muchos países rige el principio general “first to file” que concede el registro de una marca al primero que la solicita. Además, con el registro obtienes el derecho exclusivo de usar la marca y el de prohibirlo a terceros. En cualquier caso, es recomendable usar la marca registrada ya que la falta de uso puede conllevar la caducidad de la misma.

¿Puedo registrar un nombre de dominio como marca?

Sí y es recomendable. De este modo no solo se proteges el nombre de dominio en sí, sino además se reduce el riesgo de que terceros registren nombres de dominio similares a la marca registrada.

Sobre patentes

¿Qué es una patente?

Es un derecho de propiedad industrial registrado que protege una solución técnica a un problema (una invención). La protección consiste en una serie de derechos de exclusiva que se confiere al titular de la Patente como, por ejemplo, el de prohibir a cualquier tercero de ofrecer o vender los productos objetos de la patente. Las patentes se solicitan ante las Oficinas competentes y han de ser concedidas. Tienen una duración de 20 años desde la fecha de solicitud. Transcurrido este tiempo, la invención objeto de la patente pasa a ser de dominio público.

¿Por qué patentar?

La patente otorga a su titular el derecho de prohibir a terceros de explotar, sin su consentimiento, el objeto de la misma. Las patentes proporcionan al titular algunas ventajas como, por ejemplo, tener una exclusividad para comercializar la invención durante un tiempo determinado (20 años), sin competencia. Además, le permite obtener beneficios económicos por medio de una explotación directa de la patente o concediendo licencias sobre la misma. Por otro lado, el titular de la patente, dispone de acciones legales específicas para actuar ante las infracciones de su de la patente. Por otro lado, las patentes sirven también pare permitir una difusión de los avances tecnológicos, evitando que una innovación útil para la sociedad se quede, en secreto, entre pocos. En efecto, los derechos de exclusiva conferidos por la patente no son gratis, sino a cambio de la publicación detallada la invención en cuestión.

¿Cuál son los requisitos de patentabilidad?

No todas las invenciones pueden ser patentadas, sino han de reunir algunas condiciones o requisitos establecidos por el legislador. Si bien estos requisitos pueden variar en función del país que concede la patente, en general, se puede afirmar que una invención para ser patentada ha de ser “nueva” (con respecto al estado de la técnica a la fecha de solicitud o de prioridad), implicar un “actividad inventiva” (no ser obvia para un experto, en base al estado de la técnica) y tener una “aplicación industrial”. Al margen de los requisitos indicados más arriba, la invención además no ha de poder considerarse “patentable” en base a las leyes del país que concede la patente. Solo para nombrar algunas preclusiones, no suelen ser patentable las variedades vegetales o animales, los descubrimientos, las teorías científicas o los métodos matemáticos, los juegos.

¿Cómo puedo saber si mi invención es patentable?

Con el fin de determinar si una invención es patentable es necesario realizar un estudio de patentabilidad. Se trata de una investigación, principalmente de carácter técnico, para averiguar si la invención tiene los requisitos y si tiene alguna posibilidad de que la patente acabe concediéndose.

¿Puedo publicar mi invención antes de patentarla?

No hay que hacerlo nunca antes de presentar la solicitud de patente. Esto por dos razones principales: la primera, es que corres el riesgo de vulnerar el requisito esencial de la “novedad”, haciendo imposible obtener una patente. Por el otro, tu invención no está protegida y terceros se pueden aprovechar de la situación e de tus esfuerzos, por ejemplo, solicitando en tu lugar una patente. Solo se puede empezar a divulgar o publicar la invención cuando se tenga una fecha de solicitud de la patente. Si resultare inevitable proporcionar información sobre la invención antes de solicitar la patente, más vale asegurarse de que se haga bajo un marco de confidencialidad y de control de información bien delimitado. Solo de este modo se puede reducir riesgos.

¿Qué pasos hay que seguir para proteger un producto o un método por patentes?

En primer lugar, antes de solicitar una patente, es muy recomendable efectuar un estudio de patentabilidad para averiguar si la invención cumple con los requisitos establecidos por la Ley de patentes. Una vez realizado dicho estudio y, si el resultado fuera, el siguiente paso es redactar la patente y, luego, solicitarla ante la Oficina competente. Los procedimientos para la concesión de patentes varían en cada Estado, en algunos, la concesión prevé un examen sustancial previo de la invención. A lo largo de dichos l procedimientos, para poder seguir adelante o mantener la patente en vigor, suele ser necesario el pago de unas tasas, cuyo amontar y frecuencia varían también según el país. Desde la solicitud hasta la concesión de una patente, pueden pasar varios años, sobretodo, si se busca una protección internacional de la invención.

¿Qué son las “incidencias” durante la tramitación de una patente?

La tramitación de una patente no es algo sencillo, sino toma tiempo y, además, hay muchos tipos de obstáculos que pueden aparecer y que hay que conseguir superar para que no se acabe denegando la patente. Por ejemplo, puede pasar que el examinador tenga alguna objeción a la concesión de la patente o que unos terceros se opongan a dicha concesión. En estos casos, la Oficina competente suele notificar la incidencia al solicitante y se dispone de un plazo para contestar. Lamentablemente, no siempre es posible superar estas objeciones. Por esto, de cara a reducir riesgos de rechazos u objeciones se aconseja de realizar un estudio de patentabilidad, antes solicitar la patente.

¿Es valida mi patente en otros países?

No, la patente solo es válida en el territorio del país que la haya concedido. Si se busca protección internacional, hay que solicitar la patente en cada país de interés. Existen algunos tratados internacionales (PCT, EPC) que centralizan y facilitan la extensión de la patente a otros países.

¿Cuánto dura la protección de la patente y se puede renovar?

Normalmente, las patentes suelen conferir al titular una protección de 20 años, sin posibilidad de renovaciones. En algunos casos, como para los productos farmacéuticos que necesitan una aprobación previa del estado para poderse comercializar, es posible recuperar algo del tiempo perdido.

¿Qué es una Transferencia de patente y cuando debo solicitarla?

Una transferencia de patente es el cambio del titular de una patente, por ejemplo, como consecuencia de una cesión de la misma. En estos casos, sueles ser necesarios inscribir dicha “transferencia” ante la Oficina de Patentes del país que la concede.

¿Qué es el PCT?

El Patent Cooperation Treaty (PCT) es un tratado internacional que facilita la extensión de una patente a nivel internacional. En resumen, el PCT permite presentar una única solicitud “internacional” de patente en lugar de presentar varias solicitudes separadas de patentes por cada país. El procedimiento está compuesto por una primera “fase internacional” que se desarrolla ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y una segunda “fase nacional” ante las distintas Oficinas nacionales de cada país.

Sobre diseños industriales

¿Qué es un diseño industrial?

El diseño industrial es el aspecto estético o exterior de un producto que puede consistir tanto en sus rasgos bidimensionales como motivos, líneas y colores, o en características tridimensionales, como su forma o superficie.

¿Qué productos puede protegerse como diseño industrial?

Los diseños industriales pueden aplicarse tanto a productos de la industria como de la artesanía. La variedad es amplia, por ejemplo, puede tratarse de productos técnicos, médicos, electrodomésticos, materiales textiles, joyas y otros artículos de lujo, relojes, etc.

¿Por qué proteger un diseño industrial?

Los diseños industriales incrementan el valor comercial de un producto, haciéndolo más atractivo y aumentando su posibilidad de venta. Una adecuada protección del diseño industrial contribuye a mejorar el rendimiento del capital invertido.

¿Cómo puedo proteger mi diseño industrial?

Suele haber dos tipos de protección: el “diseño registrado” que requiere una inscripción ante el órgano competente y el “diseño no registrado” que no suele requerir ninguna formalidad. En algunos países, la protección por diseño industrial coexiste con la protección por derecho de autor. En otros, el titular ha de escoger entre una y la otra. Bajo algunas circunstancias, un diseño industrial puede estar protegido también por la legislación sobre la competencia desleal, aunque, tanto las condiciones de protección como los derechos o recursos conferidos, varían bastante.

¿Cuánto puede durar la protección conferida por el diseño industrial?

Esto varía mucho en función del país que conceda la protección y de si se trata de un diseño registrado o no. En general, el mínimo suele ser unos 10 años (aunque, por ejemplo, el diseño comunitario no registrado protege solo durante 3 años).

¿Qué diferencia hay entre la protección conferida por una patente y la de un diseño industrial?

El diseño industrial protege el aspecto exterior, visibles, estético de un producto y no las características o la función técnicas del mismo. La patente protege un producto o método como “nueva solución técnica a un problema”.

¿Cuál son las condiciones o los requisitos para obtener la protección de un diseño industrial?

Aunque la legislación sobre los diseños industriales varía mucho de un país a otro, en general, para gozar de protección el dibujo u modelo industrial ha de cumplir con el requisito de la “novedad” y de la “originalidad” (a veces, con uno de ellos es suficiente). Se suele considerar “nuevo” aquel diseño que no haya sido divulgado previamente al público y “original” cuando difiere de diseños ya conocidos.

¿La protección de mi diseño industrial es válida también en otros países?

Al igual que para los otros derechos de propiedad industrial, los derechos sobre los diseños industriales son territoriales y abarcan únicamente el Estado que los concede.

¿Cómo puedo proteger mi diseño industrial a nivel internacional?

Al no existir actualmente una “protección internacional única”, en general, para obtener una protección en más de un país, hay que solicitar el registro de diseño industrial en cada uno de los Estados en los que interesa obtener una protección. Existen alternativas para evitarlo: por un lado, está el Sistema de La Haya que centraliza y simplifica el registro de diseños en muchos Estados, mediante la presentación de una única solicitud internacional. Por el otro, en algunas regiones existe la posibilidad de presentar una solicitud ante una Oficina y cubrir toda el área geográfica o, por lo menos, facilitar la tramitación del registro en dicha área (OAPI,ARIPO,EUIPO, BOIP).

¿Cuándo he de solicitar el registro de mi diseño industrial?

El momento en que presentar la solicitud de diseño registrado es una cuestión crucial. Considerando los requisitos de la novedad y originalidad que suelen pedir las legislaciones sobre diseños industriales, normalmente suele convenir presentar la solicitud de registro antes de divulgar públicamente el diseño, a fin de evitar que se destruyan los requisitos de novedad u originalidad. Si el diseño industrial es divulgado al público (por ejemplo, mediante un anuncio publicitario en un medio de comunicación importante), existe el riesgo de que ya no se considere nuevo, ni original, pasando a ser parte del dominio público.

Sin embargo, en algunos estados, se contempla un “periodo de gracia” (entre 6 y 12 meses) para presentar la solicitud después de la divulgación del diseño industrial, siempre y cuando se den las condiciones que se establezcan.

¿Qué utilidad puede tener el diseño industrial para mi empresa o actividad comercial?

Los diseños industriales son cada vez más importantes para las empresas (Pymes o grandes que sean) ya que desarrollan un papel clave en un mercado muy competitivo. En efecto, un buen diseño puede hacer que un producto sea más atractivo y que llame la atención de los clientes, en definitiva, puede influir sensiblemente sobre la decisión del consumidor de comprar un producto en lugar de otro. El aspecto del producto es tan importante que es capaz de determinar su éxito o fracaso.

¿Cuál son las ventajas de la protección de los diseños industriales para mi empresa o actividad comercial?

Hay muchas razones que aconsejan proteger los diseños industriales, por ejemplo:

  1. contribuye a obtener el rendimiento de las inversiones realizadas para crear y comercializar productos atractivos e innovadores.
  2. Otorga derechos exclusivos durante un tiempo determinado, pudiendo el titular del diseño industrial prohibir a terceros su explotación comercial (o de su copia).
  3. Fortalece la marca de la empresa. Representa una posible fuente de ingreso gracias a la posibilidad de explotar el diseño directamente, o bien, concediendo licencias a terceros.

Los diseños industriales han de protegerse porque son activos empresariales que pueden aumentar el valor de mercado de una empresa y sus productos.

¿Qué pasa si no protejo mi diseño industrial?

No gozarás de los derechos exclusivos sobre los diseños industriales y tus competidores podrán explotar en el mercado un producto que incorpore tu diseño, sin necesidad de contar con tu autorización.

Dicho de otra manera, si algún competidor tuyo, sin tu consentimiento, fabricara, vendiera o importaran productos que incorporen tu diseño industrial (o copia del mismo), no dispondrás de medios jurídicos para defenderte ante esta situación. Lo peor es que, posiblemente, el producto de que incorporé la copia de tu diseño industrial, se encuentre en el mercado a un precio más económico, ya que dicho competidor pudo ahorrarse las inversiones que hiciste para el proceso creativo. Es fácil intuir como todo esto pueda acabar teniendo repercusiones negativas sobre una empresa, causando daños tanto a sus productos como a su reputación.

otros temas

¿Debo registrar de alguna manera los derechos de autor de mi obra?

Normalmente, a diferencia de los derechos de propiedad industrial, los derechos de autor surgen con la simple creación y no necesitan registro alguno. Sin embargo, es aconsejable efectuar un registro de cara a dejar constancia de una fecha de creación de la obra.

¿Se pueden proteger ideas?

No, las ideas no se pueden proteger. Solo una aplicación práctica de la misma que consista, por ejemplo, en unas método o producto innovador o que se plasme en una obra.

¿Qué es ARIPO?

Es la Organización Regional Africana de la Propiedad Intelectual (en inglés “ARIPO”) y fue creada para permitir la colaboración entre naciones africanas de habla inglesa en la unión de y en el intercambio de información en materia de propiedad industrial. Existen dos protocolos, el de la Harare (para patentes) y el de Banjul (para marcas).

Son miembros de ambos protocolos: Botswana, Lesoto, Liberia, Malawi, Namibia, Suazilandia, Tanzania, Uganda y Zimbabue.

¿Qué es OAPI?

Es la Organización Africana de la Propiedad Intelectual (OAPI) y fue creada por el Acuerdo de Bangui en marzo de 1977 y su función principal es la ayuda a los países miembros a la organización administrativa para proteger derechos de propiedad intelectual e industrial (derechos de autor, marcas y patentes, etc.).

Estados miembros: Benin, Burkina Faso, Camerún, República Centroafricana, Chad, República del Congo, Guinea Ecuatorial, Gabón, Guinea, Guinea-Bissau, Costa de Marfil, Mali, Mauritania, Níger, Senegal, y Togo.

¿En caso de rechazo o denegación de mi solicitud de marca, de patente o de otro derecho de propiedad industrial, voy a recibir un reembolso?

No. Es imposible ofrecer garantías absolutas sobre la concesión o el registro de cualquier derecho de propiedad industrial ya que la decisión final al respecto es una prerrogativa propia de los órganos competentes, quienes las adoptan en base a sus propias consideraciones.

¿Qué es el derecho de prioridad?

La reivindicación de prioridad es un derecho basado en el artículo 4 del Convenio de la Unión de París para la Protección de la Propiedad Industrial (CUP). En síntesis, según dicho artículo, el titular de un derecho de propiedad industrial, dispone de un plazo determinado (“Periodo de prioridad”) para solicitar la extensión de la protección de una marca o patente a cualquiera de los otros países miembros de la CUP, gozando de un derecho de prioridad sobre eventuales otras solicitudes, presentadas durante el Periodo de prioridad.

¿Cuánto cuestas registrar un derecho de propiedad industrial?

Los costes para solicitar un derecho de propiedad industrial (patente, marca, diseño, etc.) varían de un país a otro. Ahora bien, en términos generales, has de prever por lo menos los siguientes costes: unas tasas oficiales y, si acudes a un profesional, sus honorarios para la preparación, presentación y seguimiento de la solicitud del derecho de propiedad industrial que se trate. En algunos casos, hay que prever también un coste para la redacción del documento que haya que presentar (por ejemplo, la redacción de la patente) y las traducciones necesarias de cara a la extensión de la protección a otros países.