Black Friday: un litigio sobre marcas

El “Black Friday” (o “viernes negro”), ya no solo en los  Estados Unidos sino en el viejo continente también, es una combinación de palabras que los consumidores reconocen y asocian con algo concreto. Para ser más preciso, podríamos decir que “Black Friday” es un signo distintivo, es decir una marca, que distingue un evento en el que los comercios, especialmente las plataformas online, ofrecen sus productos a precios reducidos.

De hecho, no todo el mundo sabe que en Alemania hasta el 2022 “Black Friday” era una marca denominativa registrada y quienes quería utilizarla para distinguir sus campañas de ventas con grandes descuentos tenía que pagar por adelantado una licencia para evitar conflictos, o bien, conformarse con alternativas menos peligrosas como “Black week” o bien “Black Days”.

Los derechos sobre la marca “Black Friday” pertenencia a una empresa de Hong Kong quien concedió una licencia a otra empresa “Black Friday GMBH” establecida en Austria. El titular se tomaba sus derechos muy en serio, enviando sistemáticamente un requerimiento a todos aquellos que infringían su marca, Amazon incluido, que en 2017 fue demandado ante el Tribunal de Hamburgo.

Esta situación dio lugar a muchas discusiones y batallas jurídicas que llegaron hasta el 2023 cuando, tras cinco años de litigios, los tribunales en Alemania rechazaron el recurso del titular de la marca “Black Friday” contra la decisión de cancelación de la misma para todos los productos y servicios.

Objeto de la discusión era si “Black Friday “, que apareció por primera vez en Estados Unidos en los años 60 en relación con los centros comerciales abarrotados, era idóneo para ser registrada como marca. Los que estaban en contra argumentaban que en Alemania la expresión “Black Friday” ya se había establecido y que los consumidores ya lo asociaban a un evento comercial especial, poco antes de navidad. En cambio, según los abogados del titular de la marca registrada en realidad muchos asociarían “Black Friday” con el gran choque bursátil de 1929.

Aunque ya en 2020 el Bundespatentgericht decidió cancelar la marca registrada “Black Friday” para los servicios publicitarios, tuvo que esperar 3 años más para que la marca fuera declarada caducada para todos los otros 900 productos y servicios, a raíz otra demanda presentada por la empresa Simon Gall.



Deja una respuesta

5 × 5 =